Las TIC y una nueva economía.


¿Son verdaderamente las Tic propiciadoras de una nueva economía global?

Imagen
“Las Tecnologías de la Información han empezado a alterar significativamente cómo hacemos negocios y creamos valor económico, frecuentemente por caminos que no eran previsibles incluso hace sólo una década” (Alan Greenspan, Presidente del Federal Reserve Board de EEUU).
“Tanto la implantación de las aplicaciones de gestión de los procesos de negocio logístico como el propio desarrollo del comercio electrónico se están convirtiendo en un elemento que favorece el desarrollo de su actividad, y por ello, ayuda a posicionar mejor dentro del sector a aquellas empresas que así lo desarrollan. El uso de las tecnologías son un elemento diferenciador con los competidores del sector”. (Síntesis de documentos realizada por n-economía “Libro blanco de las TIC en el sector transporte y logística”)
¿Se puede hablar de nueva economía solo por la injerencia de las TIC en las formas de generar agregado de valor a bienes y servicios? En realidad modifica concretamente la forma de distribuir y generar innovaciones, pero no de la manera en que estas se distribuyen socialmente y entre las naciones, si no es porque otros fenómenos se aúnan a la aparición de las TIC, para generar dinámicas nuevas mas allá de y con las TIC. Esto es el corrimiento de las fuerzas de producción desde lo físico a lo cognitivo (Que si puede ser entendido como parte del fenómeno TIC), La aparición de un mercado paralelo constituido por el financiero transnacional de divisas, que generá circuitos de monedas independiente del mercado tradicional de productos y servicios y generá dinámicas de desacoplamiento de la moneda como mercancía y de la moneda como representación del valor de las cosas (Valor nominal y valor como objeto poseedor de ese valor nominal). Y el fenómeno de translocalización de los emplazamientos físicos de la producción, que por razones de optimización en la obtención de ganancias, se desplazan de Naciones “menos competitivas” a otras “mas competitivas” (estas son las que poseen menos cargas impositivas, costos laborales mas bajos y menos restricciones según el tipo de producción de que se trata).
En realidad estos fenómenos no constituyen una nueva economía sino una evolución del Capitalismo histórico, que tiende a concentrar recursos y plus valor, determinados por el carácter cíclico expansivo y recesivo de los mercados y el posicionamiento de los grupos mas concentrados para soportar las fases recesivas y por las dinámicas financieras que aumentan y aceleran esas concentración de Capital y excedentes. Sin embargo, las TIC pueden liderar dinámicas nuevas (Y entonces sí podríamos estar en incipientes procesos de transformaciones sistémicas de la economía), en la medida que los Estados nacionales, se asuman actores activos de las dinámicas y se comiencen a plantear ciertos escenarios donde las propiedades sociales o publicas de ciertos elementos claves para los desarrollos (energía, crédito, Política monetaria, entre otras) , que respondan entonces a definiciones de políticas nacionales, apunten a generar producción y empleo, limitando las capacidades concentradoras de los mercados de capitales financieros y absorbiendo excedentes para motorizar desarrollos y redistribuir la renta generada en cada Estado-Nación. En estos sentidos, las TIC pone en relevancia las verdaderas matrices del Sistema: Propiedad privada, competencia y Lucro, de modos que puedan ser equilibrados con políticas publicas que apunten a la propiedad social de recursos básicos esenciales y estratégicos para el fomento del resto de las actividades económicas, estimule nuevas formas de organizaciones empresarias con sentido solidario, cooperativo y de desarrollos inclusivos de los integrantes, y busque dinámicas de equilibrio entre la búsqueda de lucro y la utilización de excedentes para expandir las potencialidades de empleo y de emprendimientos nuevos.
Si además le agregamos el ingrediente territorial, fomentando las participaciones locales para la organización comunitaria de los ciudadanos de modos activos y responsables, que puedan definir o participar de las definiciones de los desarrollos y modelos a aplicar en los territorios que habitan, las potencialidades que surgen de modos novedosos o innovadores son incalculables.
A partir de la puesta en práctica de Sistemas tecnológicos sociales se pueden constituir de forma legitima accesos públicos a bienes y servicios a partir de la producción de bienes comunes que generen relaciones económico-productivas inclusivas, acceso a bienes mas allá de las dinámicas de oferta y demanda o de restricciones de ingresos y generar empleo con base territorial y local que promueva formas innovadoras de empresa (De organización y funcionamiento empresarial, tanto en lo productivo como en los servicios) que pueda solucionar los problemas sociales que no se han logrado solucionar hasta el presente con las políticas macroeconómicas o las tradicionales recetas de necesarias inversiones de Capital extranjero, siendo estas reemplazadas por correctas políticas económicas de estimulo y aportes como Capital semilla o sostenimiento de innovaciones a pequeñas y medianas empresas orientadas a los territorios locales.
Las TIC, también pueden aportar tecnología que facilite transparencia en las administraciones publicas, mayor control y participación ciudadana en las decisiones de administración territorial y fomentar una democracia mas real y participativa en las instancias locales y por ende en las regionales y nacionales.-
Hablar de TIC, tecnologías de la información y la comunicación, es hablar de conocimiento socializado y en ese sentido, toda dinámica que utilice información para desarrollar productos o servicios u optimizar sus producciones y mejorar las prácticas de las prestaciones generando excedentes de capital, no son transformadoras en si mismas sino en la direccionalidad de tales excedentes para generar dinámicas de desarrollo potenciadas o finalizar el ciclo como lucro o renta empresarial.- Hay entonces, un doble juego en la generación de valor de las TIC, que no dependen directamente de su implementación, sino y mas bien, de redireccionar dos concepciones contrarias al sistema: Bienes comunes de producción inicial (Bienes de Capital) , utilización última de los excedentes (Plus Valía y lucro), en dinámicas que apunten a administraciones territoriales inteligentes y que prueben formas de organización no competitivas sino de fomento inclusivo de los desarrollos locales.-

Daniel Roberto Távora Mac Cormack
Mayo de 2013

 

 

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s