LAS PUERTAS HACIA EL INFINITO Y LOS CAMINOS CIERTOS


«Si las puertas de la percepción permanecieran abiertas, todo aparecería ante el hombre tal cual es, infinito».

William Blake

     Elegir unas pocas convicciones relativas creyéndolas parte importante de esa realidad inalcanzable, de esa perfecta infinitud siempre ausente, siempre lejana, siempre desafiante a su búsqueda constante, permite direccionar un rumbo, una traza, que aunque imperfecta y perfectible en el andar, orienta al caminante en medio de la incertidumbre permanente que le rodea, que lo perturba y lo desnuda consciente de sus debilidades, flaquezas e incapacidades, pero fuerte en los intentos, la búsqueda sincera del conocimiento y la convicción de que no es en lo individualmente caminado, conocido y percibido como se dibujan historias y caminos.

     Aquellos que definen, por humano, los relatos colectivos y que por imposición de las propias limitaciones naturales que como especie ostentamos, animales de dos patas con la única diferencia de tener la facultad de ordenar imperfectos pensamientos y modificar y cambiar los entornos de nuestras efímeras existencias individuales, condicionando de modos diversos, las existencias de las generaciones que nos siguen, tal cual lo hicieran, desde los orígenes mismos de la historia contada y conocida, generaciones previas a nuestros nacimientos.

     Con estas tremendas limitaciones, la posibilidad de acceder a lo cierto y conocer en sentidos absolutos, se ven limitadas por nuestros sentidos, nuestras formaciones familiares, educativas, experienciales a cada edad de nuestro desarrollo como individuo. Si trasladamos esto a las sociedades, podemos hablar de tantas realidades como actores sociales intervienen en su construcción colectiva con diferentes grados de poder, influencias y fuerzas para imponer esas miradas relativas. Diríamos entonces que la realidad humana es un relato, una articulación intentada de coherente por definir esas pocas convicciones relativas que definen rumbos y caminos, que releen la historia y encuentran los hilos que continúan el presente para proyectarlos al futuro.

     Estas realidades virtuales nuevas, y la potencia de sus convergencias en redes pone el énfasis en esta construcciones del discurso de lo cierto, como el campo de batalla ideológico-práctico que revoluciona la realidad histórica y emerge con nuevos relatos, desde lugares alejados de los poderes reales, reconfigurando formas nuevas de participación y la construcción de un poder emergente que pide a gritos su lugar en las estructuras sociales del presente: Las ciudadanías emergentes y sus potenciales manifestaciones en red, articulan un lenguaje nuevo, un relato diferente de lo cierto, desde la multiplicidad de miradas y visiones diferentes, de historias individuales y colectivas distintas que confluyen y convergen en conocimientos nuevos y en nuevo relato capaz de cambiarlo todo y a todos.

Caminante si hay camino, sólo resta encontrarlo juntos.

     Y sin intentos de desmentir el genio de Machado, otra ves el poder de la palabra depende de la autoridad que se le asigne a quién la exprese, siempre hubo, hay y habrá caminos, porque es condición humana el no quedarse quieto, el intentar modificar y alcanzar utopías, mejorando presentes y tratando de entender los eternos porque, nunca explicados de nuestra efímera existencia de mortales caminantes. Pero es sabido de la luz que emana de los huesos enterrados en el suelo. Son señales inequívocas de que alguien piso este suelo antes que nosotros y nos deja esa luz para advertirnos.

     En estos tiempos híbridos de transiciones del relato, de aquellos viejos cuentos que dibujan el presente y los nuevos que emergen de visiones jóvenes y nuevas, que tienen mucho de aquellas miradas nuestras allá por los 60-70 y 80, se comienzan a articular con cierto grado de coherencia y pertenencia histórica, un nuevo relato que sacude la esencia misma del poder de los imperios coloniales devenidos a neoliberales que trastocan discursos de pretendidas libertades humanas individuales y sociales, en la perfecta libertad que para unos pocos significa sostener el discurso del Sistema vigente para mantener sus privilegios y poderes a costa del hambre y la pobreza de millones, y de muchos otros que acallan sus conciencias por migajas que los ricos dejan caer a conciencia, para sostener este capitalismo decadente, que no encuentra ya, de donde sostenerse.

     En este fin de año, como una puerta abierta a esos infinitos a los que se refiere Blake y que Morrison utilizara en el nombre de su legendaria banda de Rock: THE DOORS, emergen estas ciudadanías nuevas construyendo su relato a partir de las luces de esos huesos que antes transitaron estos mismos pero diferentes caminos

     El 2012, será sin duda, un año clave para los desarrollos del futuro de la humanidad toda. De esas puertas que permitan la visión de lo infinito surgirá el relato que logre imponerse con la fuerza de las convicciones parciales y limitadas, pero que se acercan mucho mas que las actuales a esas verdades ciertas y absolutas, imposibles de ser alcanzadas del todo y conscientes de posibles errores y a riesgo de estos, es el futuro de una humanidad nueva que nos llama a mirar mas allá de nuestras limitaciones y parciales verdades para construir relatos colectivos que superen las mentiras verdaderas del presente y superen en la práctica, las condiciones reales de las humanas comunidades.-

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s