DE PERCEPCIONES Y REALIDADES


Es mas que interesante que en épocas donde desde los centros de las producciones sociologicas y cientifico-tecnologicas, nos hablan de las sociedades de la información y del conocimiento, las verdaderas “verdades”, perfectamente conocidas y vestidas de realidad, salvo por aquellos que merecen chalecos blancos y ser encerrados en las prisiones de nuestras sociedades racionales, ven decrecer sus otroras potestades.- Para quienes se atreven a pensar “verdades alternas”  tíldadas de locura, son cada ves menos las afirmaciones de realidad que los condena  y cada ves se duda mas hasta de la misma duda.. Mas que una era del conocimiento, me atrevería a afirmar, a riego de los chalecos blancos, de que la humanidad transita la era de la duda: Se sabe que el planeta esta actuando diferente a lo que lo venía haciendo, pero muchos sostienen que es fruto de la “malvada” acción humana sobre sus equilibrios naturales, mientras otros afirman que no es el hombre responsable, sino que los ciclos propios de la naturaleza mutan y cambian per se. Lo Que antes era tenido por propio frente a aquello “perverso” distinto a lo que se mezclaba temor y odio, pasan a ser hoy movimientos simpáticos y despiertan mas adhesiones que oposiciones. Las Guerras necesarias para defender nuestras democracias hoy parecen confirmar las percepciones de oscuras confabulaciones que engañosos, nos habían hecho creer en sus necesarias existencias, y Hoy ante una diversidad multicultural que confunde y cuestiona lo propio, como condición de lo absoluto, es quizás lo que congregue mayor grado de aceptación como verdad colectiva: No son las armas la mejor defensa de identidades y razones, por el contrario, devienen en efímeras seguridades que terminan en un 11S y en nuevas y mas sangrientas manifestaciones. A las relatividades mas absurdas de pretender que lo pequeño devenga a gigante por solo decir que es gigante, a las verdades mas absolutas que las ciencias comienzan a desmitificar y la sensación cada día mas creciente y cercana que no somos por humanos, la única expresión conciente del Universo. A tanta duda y tanto absurdo pasado por bueno y devenido en abstractas manifestaciones de credos de las mas variopintas expresiones, comienzan a sustanciarse en movimientos los aspectos mas sensibles de lo humano. La búsqueda de idearios comunes y de formas que equilibren las búsquedas individuales en conciencias colectivas que articulen, ya no verdades, sino voluntades por construir futuros comunes y participativos. La demanda global es a lo que por conocido en lo interior de las conciencias se tiene, de común a todos: La defensa de la vida, y de mínimas condiciones de subsistencia digna, de reparto equilibrado de los esfuerzos colectivos, y de la necesaria democratización de la palabra y de los dibujos simbólicos que representan ideas balbuceadas de intereses compartidos. En la argentina de hoy, y pese a las no libertades que dicen que existen quienes mas libertad tienen para mentir como mienten y confundir al mas lego ante repetitivas “verdades” que solo defienden minoritarios intereses, frente a los agoreros del no continuo, aunque no entienda de que se trate, pero me opongo por esa compulsión, a veces fabricada, las mas autoprovocadas, de pensar que todos los males son productos de los otros, del estado, del mercado, de la economía, de la policía, de mi vecino, de mi hermano; sin capacidad alguna por reconocer en nosotros mismos esos pedacitos de mugre que criticamos en los demás humanos. Que no se entienda esto como la dilución de las responsabilidades ni la inocente afirmación -o mal intencionadas las mas- de que todos somos culpables, para que no haya juicio ni castigo a los culpables, sino y por el contrario, a desafiarnos,  a mirarnos a nosotros mismos, primero, para poder ejercer nuestras criticas miradas y defender nuestras parciales verdades, a partir de ese reconocimiento de lo imperfecto que nos es propio. Fundar la verdadera justicia en las mas dudas que certezas, en las construcciones colectivas que completan nuestras medias verdades y miradas, en verdades y miradas mas reales, que nos alejen mas de esos chalecos blancos, que como limite a nuestras propias “corduras” debería sembrar menos certezas y mas dudas.-

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s