Sistemas Nacionales (SNCT) y las necesarias articulaciones locales.-


     El sistema Nacional de ciencia y tecnología (SNCT), en argentina y sus necesarias articulaciones con las sociedades humanas y sus entornos regionales y locales, que deberían constituir su matriz y ser objeto referencial de sus esfuerzos y destinatarios reales de sus productos, siguen, de acuerdo a sus evoluciones asimétricas y referenciadas a los centros de producción multinacionales y/o de estados con capacidad para imponer sus urgencias y agendas en la llamada globalidad, enfocando esfuerzos y direcciones únicamente en sentido externo, quedando expuestos a la volatilidad e inconsistencia de realidades externas y dependencias coyunturales, que nos son favorables en el presente, pero que pueden no serlo en un futuro. El esquema siguiente diseñado por el ministerio nacional de Ciencia, Técnica e innovación productiva (MinCyT), gráfica los elementos que participan del entramado relacional de actores, en las dinámicas de investigación y su necesaria articulación con los sectores de la producción y los servicios, y de las instancias que deciden políticas y direcciones de las administraciones, a los fines de orientar las direcciones de los recursos que se tienen y potenciar la obtención creciente de estos.

image

Una necesaria apropiación critica de las tecnologías existentes que, incluya y agregue instancias mas concretas de participación social en cada una de las áreas, en las que las tecnologías pueden aportar dinámicas y herramientas diferenciales y ventajosas a la hora de obtener beneficios, sean estos económicos (Generación de riqueza a través de Producción y prestación de Servicios) o de aspectos que refuercen pertenencias y apropiaciones culturales propias, que den identidades genuinas desde las cuales relacionarnos con la globalidad, a partir de nuestra propia individualidad, así sostenida, y construya sentidos de pertenencias regionales y nacionales como partes de la diversidad, dinámica y multifacética que se nos muestra en la actualidad. Toda ves que esta mas que demostrado la ineficacia de la instalación de un imaginario colectivo único a toda la humanidad, de una ideología que se haya transformado en planetaria o de alguna cultura, que, como equivocadamente se sostenía cuándo se advertía, en los inicios mismos de estas dinámicas globales (Las ideas de Aldea Global o Cultura planetaria impuesta desde los centros hegemónicos por obra y gracia de los medios masivos de comunicación), y si bien no se puede menospreciar los resultados de esos esfuerzos, durante los años de la Guerra fría, y sus visibles logros en términos de que nos han educado para no pensar, ni actuar desde nosotros mismos, desde nuestras realidades y dificultades, quedan bastante descontextualizadas frente a la diversidad y multiculturalidad, que emerge a nuestras conciencias y nuestra realidad, a partir de la irrupción de las TIC. Vale en este punto realizar algunas observaciones para centrar las ideas y que no den lugar a interpretaciones sesgadas o parciales. Sostengo la defensa del derecho a la propia identidad cultural, nacional y también de fijar nuestras orientaciones y políticas en todos los ámbitos del quehacer nacional, incluyendo y en especial el científico, porque es en el ámbito donde fundamento la propuesta diferencial de mis acciones y planificaciones,no en un sentido excluyente o de aislamiento. Tampoco entiendo la identidad como algo atemporal y estático que nos define colectivamente e individualmente en cuanto a las matrices y los imaginarios en los que se asientan todos nuestros conocimientos, sino y por el contrario, en dinámicas construcciones que se crean y recrean en relación activa y participativa con los distintos, con las otras identidades igualmente construidas, pero diferentes, por historia, por cultura, por lengua, por imaginarios sociales y simbólicos que nos estructuran y dan sentido a nuestros esfuerzos diarios por actuar y transformar realidades no solo para nosotros y los que queremos, sino para todas las personas que comparten esos idearios y lo esencial y común que tenemos por ser sencillamente humanos.

“Si bien Argentina se compara positivamente con otros países latinoamericanos en térmi­nos del nivel educativo de sus recursos humanos, tiene una eficiencia mala en términos de la utilización de estos activos debido al predominio de un perfil de especialización no intensivo en conocimiento, a la falta de coordinación entre el sistema educativo y el productivo, a las dificultades para superar las limitaciones del modelo lineal de innovación, y poder vincular a ciencia, tecnología y desa­rrollo productivo y social.”(…) “Esta transformación podría resumirse como el pasaje del paradigma lineal al no lineal de investigación y desarrollo. Para lograrlo es necesario:

1. Estimular principalmente la investigación en la “punta” de la ciencia y la tecnología, para alcanzar el mejor nivel mundial en especializaciones competitivas en áreas “clave”. Es decir, poner foco.

2. Promover la formación de recursos humanos capaces de llevar adelante las líneas de investigación y desarrollo fundamentales, relacionadas con las especializaciones, pero también para la producción y comercializa­ción de sus resultados.

3. El Estado, en todos sus niveles, debe intervenir explícitamente no solo en su rol de proveedor de educación y financista de ciencia y tecnolo­gía, sino también resulta imprescindible que utilice su enorme poder de demanda para orientar y financiar proyectos estratégicos y complejos en áreas claves que generen desafíos mayores para el sector científico y las empresas de tecnología.4. Internacionalizar empresas y centros de I+D.

5. Fomentar la creación de nuevas empresas y clusters tecnológicos así como potenciar los existentes.

6. Cambiar la cultura de la evaluación científica y tecnológica, consisten­temente con la búsqueda del cambio de paradigma.

7. Invertir los recursos necesarios para el análisis, planificación, promo­ción y prospección en ciencia y tecnología, y sostener los planes y equi­pos en el tiempo.

8. Establecer, privilegiar y sostener programas de I+D multidisciplinarios orientados a las especializaciones seleccionadas. No partir de la “oferta científica” sino principalmente de la demanda de conocimientos y solu­ciones requeridas por las especializaciones.

9. Generar los mecanismos efectivos y eficientes para buscar, encontrar y apoyar proyectos, empresas, equipos, personas y regiones innovado­ras. No es razonable apostar todos los recursos a “concursos abiertos y transparentes”, ni a convocatorias sobre temas generales.

10. Generar las condiciones, e intervenir fuertemente desde el Estado, para la creación y sostenimiento de un mercado de capital de riesgo orienta­do a la tecnología.

11. Adoptar políticas activas en cuanto a los derechos de propiedad inte­lectual, tanto en el orden local como en los ámbitos regionales e inter­nacionales.

  1. Desarrollar acciones efectivas y eficientes de divulgación, promoción e inserción de la tecnología en la sociedad. Favorecer la utilización pro­ductiva y estimular la demanda de tecnología.

Argentina es un país dependiente con una estructura económica y social suma­mente injusta. Esta situación constituye una traba objetiva para el desarrollo de una economía avanzada con equidad social, más aún para construir una “so­ciedad basada en el conocimiento”. Esta es la principal razón para privilegiar el crecimiento de la ciencia, la tecnología y la innovación, no hacerlo conducirá a la profundización del atraso y la dependencia.

El desarrollo y potenciación de las ciencias y la innovación son claves del éxito para que la Argentina pueda superar sus actuales circunstancias y construir una sociedad que pueda asegurar bienestar para todos sus integrantes.” LIBRO BLANCO DE LA PROSPECTIVA TIC-Proyecto 2020- Ministerio de ciencia, técnica e innovación productiva – República Argentina

Estos lineamientos generales que orientan las políticas nacionales, deberían contener, no en forma excluyente o antagónica a las tendencias definidas, sino como necesarios complementos de las orientaciones ya establecidas, dinámicas orientadas desde y para lo local/regional. Esto generaría dinámicas de retroalimentación constante entre los desarrollos obtenidos hacia afuera, con los desarrollos locales y regionales en implementaciones recíprocas que permitan compensar y disminuir las dificultades que en determinado momento pueden surgir de una u otra dinámica, actuando la que en ese momento se encuentre mas fuerte como sostenedora de la otra hasta alcanzar equilibrios que permitan niveles de sustentabilidad y sostenibilidad mas o menos constantes o capaces de amortiguar entre si los desfasajes temporales que puede afectar alguno de los frentes.

En términos tecnológicos, esto también debe ser entendido en relación a las virtualidades y los ámbitos de realidad concreta a la hora de definir dinámicas de negocios y recreación virtual de flujos de dinero, de conocimiento y de socialización de sus productos, que no generen efectos similares a los inventados por el neoliberalismo y el sistema corrupto e irracional de las Bolsas internacionales de dinero, donde se creo la ficción de que el dinero, por si mismo, puede generar dinero, sin relación directa con la creación de riqueza o de valor, a partir de productos o servicios que tengan sentido económico real en los desarrollos de las sociedades.

Es en esta perspectiva que planteo la necesidad de generar emprendimientos que articulen las dinámicas y desarrollos locales y geográficos concretos, con las orientaciones nacionales hacia la conformación de bloques continentales y de inserción global. El mismo esquema propuesto desde el ministerio, debería ser replicado desde las gobernaciones provinciales y los gobiernos municipales, hacia el interior de sus poblaciones, desarrollando, con las características propias que los mercados locales vayan generando, las articulaciones con lo nacional, continental, global que permitiría completar el cuadro de sinergias necesarias, desde el individuos en comunidad geográfica concreta, hasta el individuo, como ser humano y ciudadano del planeta, pasando por sus participaciones locales, regionales, provinciales, nacionales, y por las agrupaciones por actividades o intereses que la localización o la virtualidad permitan. Abarcando las dinámicas complejas de la multidimensionalidad que trascienda los postulados lineales actuales.-

Así pensado y puesto en práctica, las problemáticas zonales y locales serían mas eficazmente abordadas, ya que se contaría con mayor instrumentación de tecnologías y conocimientos, asociados a las producciones globales, dedicando parte del esfuerzo, a la superación de los problemas locales y concretos de los habitantes de un pueblo o una zona rural determinada.

La detección, utilización y optimización de los recursos locales de toda índole (RRHH, naturales y geográficos, históricos, Culturales, técnicos y de capacitación y formación), generarían participaciones inclusivas, integrando sectores y permitiendo sinergias de empleo, producción y prestación de servicios y participación ciudadana en las decisiones colectivas.

El aporte que las TIC pueden y deben dar a visiones mas integrales y complejas, no es menor , dado que su existencia y creciente masificación ha generado las actuales modificaciones estructurales, que a nivel global, aún no alcanzan a ser dimensionadas, toda ves que somos actores y no solo meros observadores de un pasado reciente. Los cambios que hoy experimenta la humanidad en las formas de hacer-pensar-sentir e interpretar su acción y su presencia en el mundo, avanzan, en sentido multidimensional, a evoluciones cognitivas que permitirán un salto cualitativo en la evolución que como especie sobre la tierra, venimos experimentando desde los comienzos de nuestra historia en ella. El problema radica en que las tendencias lineales de subordinación a polarizaciones, tienden a que las sinergias encauzadas por las TIC, repliquen en estas primeras etapas de la nueva era, formas y limitaciones que tienen mas que ver con lo que se hacia sin las TIC. Las necesarias deconstrucciones que la nueva multidimencionalidad que proponen las TIC, direccionan, van generando nuevas concepciones que permiten esas articulaciones entre lo local-regional/global; y entre lo real/virtual, estableciendo horizontes posibles y dibujando los caminos reales por donde comenzar a transitar hacia la concreción de esos horizontes. Estos desarrollos, permitirán que se actúe concientemente y con capacidades de interpretar cognitivamente la realidad, de manera mas integral  y compleja, apuntando a soluciones reales en los ámbitos concretos de existencia humana, pero en conciencia y consonancia con esa ubicación global y aceptación de las potencialidades virtuales.-

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s