Lo Nuevo, Lo viejo, La conciencia crítica y una Dialéctica de lo necesario.-


Algunas sensaciones que movilizan ideas y llevan a expresarlas  en palabras.
Siendo ellas, las palabras, las que nos permiten entendernos y reconocernos,
identificando sentires comunes, compartiendo experiencias. Enseñando , a veces,
aprendiendo ,las mas.  Creciendo como personas y como país. Compartiendo sueños
queribles y construyendo utopías comunes. Haciendo futuro. Sensaciones tan
inquietantes y extraordinarias que esta recuperación del hacer-pensar político,
que creímos destruido, aniquilado y derrotado, por la negra noche de la
dictadura primero, y las decepciones democráticas que le siguieron, sujetas al
neoliberalismo y la destrucción del estado nacional como actor principal de ese
pensar-hacer, después, emergen a flor de piel de quienes, sensibles,
participamos en mayor o menor medida de estos vientos de cambio. Inquietantes y
extraordinarios, no solo por que la recuperación de muchos de los ideales que parecían
definitivamente “desaparecidos” vuelven a cobrar presencia, a estar y a
participar en la construcción de una nueva ciudadanía, sino y además,
porque importa muchísimos  aspectos  nuevos que desatan sueños y utopías nuevas,
que tienen mucho mas que ver con el presente que con un pasado recuperado,
están en relación mucho mas cercana con las nuevas formas de hacer de este siglo
XXI, que nos exige recuperar el “espíritu” de las utopías pasadas, pero hacerlas
nuevas de acuerdo a las nuevas realidades. Esas utopías deben ser
re-contextualizadas. puestas en relación real y concreta con el presente y no en
la mera recuperación de consignas del ayer o construcciones del pasado que en su
tiempo, no dejaron existir y desarrollarse. Buena parte de la desorientación de
las izquierdas y derechas tiene que ver con esto. El presente nos muestra una
sociedad, una Argentina, una América Latina y un Mundo bien diferente al que
generaron las utopías de los 60 y los sueños de la Revolución socialista.- En
Argentina, para complicar mas las cosas (¿Gracias a Dios?) el primer peronismo,
el movimiento mas popular  y masivo de la historia nacional se autodefinía como
una Tercera posición, ante un mundo Dividido en dos, frente a la derrota nazi:
“Ni Yanquis, ni Marxistas, ¡Peronistas!” rezaban aquellas consignas que marcaron
a fuego la Historia nacional. Y el movimiento que los K, inician en le 2002 se
parece mas  a la búsqueda de una nueva política nacional y popular, que sin
sacar los platos del capitalismo, atenúa sus efectos mas visiblemente contrarios
al bienestar de la gente y recupera el sentido social equilibrador que debe
ejercer el estado nacional – y entorno a como hacer esto posible deberían
diferenciarse las distintas corrientes políticas-, en un marco internacional,
que en mi modesto entender, esta signado por la etapa final del Capitalismo como
sistema hegemónico global, toda ves que la crisis desatada en el 2008, lejos de
detenerse, muestra cada ves mas signos de profundización y desafía a las
autoridades mundiales a plantear un nuevo orden mundial en las relaciones
económicas, que poco tendrá que ver con este capitalismo y con su fase
neoliberal. Esta visión me lleva a imaginar al mundo, sus gobiernos, nuestras
naciones y comunidades en medio de una encrucijada donde confluyen pasados
reales con utopías destruidas, derrotas reales y modelos agotados con otros que
comienzan a emerger, en medio de una revolución sin precedentes en la historia
de la humanidad, liderada por un vertiginoso desarrollo tecnológico que exige
cambios rápidos y constantes para los cuales muy pocos están verdaderamente
preparados. Así como los cambios que la irrupción del primer telar mecánico en
la Inglaterra de fines del siglo XIII , produjo en el planeta desplazando al
mercantilismo por el primer Capitalismo.- Lo nuevo que esta naciendo necesita
nuevas categorías, nuevos símbolos, nuevas palabras para designar rumbos y
entender y entendernos como actores principales de las dinámicas que están en
juego y que alteran tanto la vida individual, como las organizaciones
familiares, tribales, comunitarias, sociales, nacionales e internacionales, en
dependencias, hoy mas que nunca, e escala planetaria: el fenómeno de la
globalización, que no es mas que la profundización de la economía Capitalista,
se ve afectada por la irrupción de tecnologías que permiten la construcción de
tantas individualidades e identidades como existan o se quieran construir. He
aquí uno de los aspectos mas extraordinarios de estos cambios que nos tocan
protagonizar: La Caída del muro que suponía la derrota del comunismo y la
adopción mundial de un Sistema único, dejo al descubierto miles de diversidades
tapadas por el polvo de la guerra fría, que encuentran en estas nuevas
tendencias, la posibilidad de resurgir, de volver a ser, de recrearse. Los
vencidos –nunca del todo exterminados- comienzan a alzar sus manos, a decir y a
hacer, a hacerse presentes en la historia y recrearse desde la propia identidad
negada y sometida.- La Diversidad de agrupaciones culturales emergen entonces
como actores activos de nuevas relaciones que luchan por espacios de
participación, interpelando y cuestionando los viejos dogmas. Quizás encontremos
por aquí el porque la izquierda hoy parece no tan de izquierda y la derecha
acepta postulados de derechos sociales e intervención de parte del estado. Cada
ves se hace necesaria la participación mas activa de todas la diversidades, de
todos los seres humanos agrupados como sea, con sus historias, sus culturas y lo
que tienen para ofrecer y lo que quieren tomar de otras en este nuevo juego, no
exento de conflictos y peligros. Estamos en un momento histórico de
deconstrucción, de mirar hacia atrás, muy atrás en nuestra historia, nuestros
orígenes como humanidad y como agrupaciones ocupando algún espacio en el mundo y
construyendo imaginarios comunes, culturas, palabras que nos permiten
entendernos y compartir sentires y experiencias…

Por lo demás, será lo que deba ser, pero cada uno de nosotros debemos asumir
nuestro rol y tomar las decisiones necesarias para ser parte de estas nuevas
construcciones, por nosotros, por nuestros hijos y por los hijos de nuestros
hijos.-

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s