Despues de Kirtchner.-


Nadie es imprescindible, irremplazable. Pero hay personas que por capacidad,
tenacidad, espíritu de liderazgo y otros atributos resultan mas difíciles de
suplantar que otras. Se dice por ahí que cuando el che Guevara dejo una de las
funciones ministeriales de la primera etapa de la revolución Cubana, fue
necesario dividirla en una decena de áreas (Es decir que se necesito de 10
personas para realizar la tarea que antes ejercía el solo). Sin animo de
comparación  de personajes históricos, solo traigo esta referencia para ilustrar
que la perdida de  Nestor  Kirtchner en un movimiento político que se fue
haciendo al andar, que fue tejiendo estrategias y construcciones políticas con
convicciones e ideas pero con escasa representación  política, consenso social y
poder real, para ponerlas en practica, no va a ser fácil de reemplazar, lo que
no quiere decir bajo ningún ´punto de vista, que el modelo este debilitado, o
que la gobernabilidad este en peligro, ni ninguno de los demonios que los
antidemocráticas  convocan cada ves que las elecciones y el sistema democrático
les pone por delante, gobiernos que no les son serviles, útiles y complacientes
a sus intereses políticos, económicos, corporativos y de dominación y saqueo. En
este sentido, creo que por el contrario, la desaparición del líder natural se
traduce en una especie de compromiso colectivo por mantener el rumbo y
profundizar el camino de las transformaciones necesarias para la vida mas digna
y plena de cada uno de quienes habitamos este bendito suelo. Esta perdida
sentida y sensible de la figura que encabezaba este modelo emergente, se
traducirá, seguramente, en unos cuantos que ocuparan su espacio y continuaran la
tarea. En estos momentos, la continuidad no esta en peligro, lo que si se
esgrime como un reto para lo que sigue del camino, es el de no dejar manipular
imágenes que tiendan a confundir y distorsionar sobre el rumbo cierto que
nuestra nación ha decidido transitar desde el 2001 para acá:  Sosteniendo,  a
pesar de los pesares, contradicciones y pujas de intereses personales y
corporativos, este sistema de representación institucional que estamos
recuperando. Un Estado que devuelve al pueblo el protagonismo y la participación
en las decisiones de que orientación política, que rumbo económico y que
decisiones soberanas queremos tomar para alcanzar objetivos de justicia,
bienestar y dignidad de las personas. de Defensa de los  Derechos Humanos y
construcción de unidad en la aceptación y tolerancia de las diversidades, el
cuidado de nuestros recursos y de nuestro ambiente y la búsqueda por desarrollos
sustentables, sostenibles y perdurables, que impliquen, no solo los beneficios y
el disfrute de las actuales generaciones, sino la construcción de una sociedad
que mira y cuida su futuro. En esta construcción política recuperada para y
desde la ciudadanía, (Por que soy un  convencido que todo líder es el emergente
de una situación social que lo sostiene y le da sentido, como quedo demostrado
en las masivas manifestaciones que acompañaron estos días, al Gobierno de
Cristina Kirtchner, tanto en su dolor personal y su perdida familiar y humana,
como en la confirmación de que hay una sociedad que no esta dispuesta a volver
al pasado, y que esta convencida –o por lo menos se esta convenciendo- que hay
un rumbo cierto y posible para cumplir, lentamente pero a paso firme, una
sociedad mejor, mas justa y mas igualitaria. Los días traerán consuelo y
calmarán  la angustia y el dolor que provocan la ausencia, irán dimensionando
esos espacios y cubriendo esos puestos que quedan sin su presencia activa y
militante, pero, a la ves, nos devolverá la imagen de que Nestor Kirtchner fue
el emergente y la punta de lanza de un movimiento que ya tomo impulso propio, y
que muy difícilmente pueda ser detenido. En este sentido, es útil para la
construcción de los imaginarios sociales que van dibujando estas nuevas
realidades, la idea de construcciones que trascienden la propia existencia
individual.  Un ejemplo menos trágico lo exhibe nuestra hermana Republica de
Brasil con el reemplazo de su figura mas emblemática y reemplazado nada menos,
que por la primera figura femenina en alcanzar el cargo presidencial.-  Es otro
desafío nuevo de estos movimientos incipientes, que en años de Bicentenarios,
presagian aires de segunda independencia en el continente, el de superar
personas por símbolos, por ideas, por objetivos, superar personalismos propios
de los espíritus inquietos, activos y militantes que, por su afán y voluntad de
construcción, hacen la tarea de “10”. Hoy es el tiempo de esos “10”. Hoy es el
tiempo de los trabajos en equipo, de la lucha por objetivos comunes y del
ejercicio del propio protagonismo, de la responsabilidad social. No debemos
esperar todo de quienes nos dirigen, debemos como sociedad, asumir el imperativo
que la historia nos pone por delante: El de las nuevas construcciones sociales
del siglo XXI, en una América Latina que recupera la memoria, reinterpreta la
historia y se proyecta hacia el mañana interpelando al pasado y aprendiendo de
las causas por las que no somos como queremos ser, reconociendo al enemigo donde
realmente esta y construyendo con todos los demás, la argentina y la América
Latina hermanada en justicia y Libertad. La revolución en paz por la segunda
independencia ya es una realidad en nuestro continente, nuestros lideres así lo
entienden y nosotros, como pueblos así queremos que sea.-

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s