Dignidad y Miseria.-


Los sucesos de los últimos días, que ocupan las primeras paginas de Diarios y
las primeras referencias de noticieros y programas de radio de actualidad y
política, que se desencadenaron con el asesinato de Mariano Ferreyra, un joven
de 23 años, estudiante de Historia y militante del Partido Obrero, pone de
manifiesto dignidades y miserias de las que puede ser capaz el ser humano; Y de
como, las condiciones sociales y las pasiones populares son el caldo de cultivo
para esa ambivalente condición humana, capaz de actos de dignidad extrema y de
bajezas mayúsculas.- Un asesinato, un muerto, una victima, un joven dispuesto a
solidarizarse con obreros despedidos o que trabajan bajo formas inseguras que
disimulan condiciones inestables, sin salarios dignos y de explotación. La
variable de ajuste de los costos operativos de las empresas: los empleados
tercerizados.-  Un gremio “oficial” que se pone del lado del patrón, de la
empresa, y que se muestra como su policía interna, su fuerza de choque, su brazo
armado. Esta siendo investigado el accionar de la Policía Federal y de la
Metropolitana, en los incidentes. Se sabe de que bando provinieron las balas
asesinas y se los vincula con “Barras Bravas” del Futbol: De Banfield, De
Racing, De Defensa y Justicia. Pedraza, titular del gremio en cuestión, no
reconoce a nadie en las imágenes fotográficas y filmaciones de los trágicos
sucesos, pero hay varios que son y responden a gente muy cercana a la conducción
de su gremio. Por el otro lado, Compañeros de Ferreyra, que dicen haber visto a
los asesinos, no quieren identificarlos hasta tanto no se los reintegre a sus
puestos de trabajo, o se atiendan favorablemente sus reclamos gremiales. Bajezas
y dignidades de lo humano tan mezcladas como la realidad misma de Argentina, de
nuestra América Latina, del Planeta Todo. Una jueza, que en principio, parece
responder dignamente a su rol y a sus funciones: Esclarecer los hechos e
identificar a los culpables, y otra ves aparecen los dignos que aportan y
colaboran a la verdad y los otros que venden humo, confunden o tratan de sacar
alguna ventaja, ya sea en sus justos reclamos laborales, o en la posibilidad de
ensuciar al gobierno o algún sector opositor. ¡Hay un muerto, señores! ¡Una
mujer que lucha para no elevar el numero de victimas! ¡Unos cuantos heridos! y
¡una manga de asesinos libres!. Si realmente queremos una Argentina en serio,
democrática, justa, libre y soberana, debemos comenzar a mejorar como seres
humanos, a pensar mas y actuar mejor en función  del bien común, actitudes que
dignifican lo humano; y no con egoísmos, oportunismos, cinismos, y todos los
ismos que reflejan cuan miserables e indignos podemos ser, cuando sin razón,
avalamos la violencia y el asesinato, el encubrimiento y la utilización mezquina
y sectorial de lamentables hechos como los sucedidos para beneficio propio o de
nuestros grupos.

Anuncios

Acerca de cyberduende

Andando utopías. Construyendo proyectos. Amando el camino de los intentos.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s